Hace dos jornadas, el Real Madrid sufría ante la Unión Deportiva Las Palmas en un partido en el que agónicamente lograron rescatar los tres puntos de la mano de Casemiro. Una jornada más tarde, como si fuera un equipo totalmente distinto, los merengues destrozaron a un Sevilla con algunas bajas importantes. Haciendo crecer las expectativas de cara a El Clásico. 

Esta temporada, el conjunto blanco ha tenido muchos altibajos, si bien ha dado buenos partidos como local, también ha sufrido mucho como visitante. El claro ejemplo está en los partidos ante Granada y Las Palmas. Aún así, el partido pasado ante el Sevilla, el equipo de Zidane mejoró mucho, en parte gracias al buen partido de Gareth Bale y el regreso de Karim Benzema, aunque Cristiano no tuvo su mejor noche. 

Cuando Bale y Benzema están en buen nivel son casi imparables, el galés ha tomado el mando del ataque y se entiende muy bien con Karim. Otro jugador que ha mejorado es Danilo, parece que por fin aterrizó en Madrid el jugador del Porto. Y aunque no sea titular indiscutible, es una gran noticia para Zidane y el Madrid. 

Ahora bien, en unos días se vendrá una prueba dura para los blancos. Irán al Cam Nou a enfrentar al Barcelona. Aunque el Madrid haya mejorado estos días el amplio favorito sigue siendo el equipo de Luis Enrique. Su tridente ofensivo ha hecho estragos a casi todas las defensas que ha enfrentado, y la del Madrid no está en un muy buen nivel. Ramos, Pepe y Varane han dejado muchas dudas y si quieren parar al Barcelona tendrán que hacer un partido perfecto. 

Sabemos que esta Liga es casi imposible para el Madrid, pero en un Clásico cualquier cosa puede pasar, si el Madrid y su ofensiva salen inspirados pueden lograr un buen resultado. Se juegan más que tres puntos en estos partidos. Veremos si el Madrid puede superar esta dura prueba y darle una esperanza a sus aficionados de que puede seguir luchando. Quzias ya no por la Liga, sino por la tan ansiada Champions. 

Twitter: @chrisvalencia95