Entre cientos de rumores y después de que lo trataron de mala forma cuando el solo hacia su trabajo, les dejo en la mesa la copa, la más deseada, la que ponía al América en lo más alto del fútbol mexicano, la que hacia que superaran a su acérrimo rival en títulos, les dejo la copa en la mesa a los que le dieron la espalda en pleno torneo. Mohamed les dio una cachetada con guante blanco a los de allá arriba.

Cuando el Turco llego al nido todo era alegría y felicidad, a pesar de que Miguel Herrera l había dejado el listón muy en alto. Hizo un buen torneo quedando en la quinta posición, pero penosamente se fue eliminado en 4tos de final ante Santos Laguna. Ya en el Apertura 2014 todo comenzó viento en popa, victorias seguidas y súper liderato. Pero llego el partido Vs Cruz Azul, donde salieron humillados con un 4-0 en contra. Desde ese juego el equipo perdió confianza y dejo de gustar a los aficionados.

A pesar de todo, América clasificó como líder a la liguilla, pero en 4tos sufrió hasta el último minuto para avanzar a semifinales, algunos aficionados pedían la salida de Mohamed por el poco espectáculo que estaba ofreciendo, pero vamos, exigían jugar como el 10 veces campeón de Europa, cuando Mohamed tenía un plantel muy corto. En la semifinal ante Monterrey, el Turco y sus pupilos callaron bocas con una goleada a los Rayados. Pero muchos seguían inconformes, tanto así que ya se hablaba de la llegada de Matosas, Quintero, Benedetto, etc.

En la semana de la final, Mohamed dijo en varias televisoras que se iría al terminar el torneo, en pocas palabras dejo entrever que los directivos ya había tomado una decisión, EN PLENA SEMANA DE LA GRAN FINAL, ganara o perdiera, el Turco se iría de Coapa.

En su último partido, el Turco y sus jugadores dieron cátedra de como se debe de jugar una final, con calma después de estar en desventaja y matando al rival en el momento indicado, así consiguió la tan anhelada corona, la 12.

Antonio Mohamed se fue con la frente en alto, salió por la puerta de los ganadores, a pesar de las miles de críticas que recibió consiguió el título, quizás no fue el equipo más espectacular pero al final gano lo que más importa, lo que los otros 17 equipos no pudieron obtener, lo hizo a su manera.

En la celebración aparecieron los de pantalón largo, abrazando a Mohamed después de haberle clavado un puñal en la espalda, dándole besos que ni ellos mismos se creían. Aparecieron aquellos que lo sacaron del club en plena final con excusas de que su estilo de juego no gustaba. A ellos, el Turco les dejo el título y se fue, se fue con los brazos en alto, entre miles de aficionados coreando a todo pulmón su nombre, dejando el banquillo al próximo técnico, que tendrá que pasearse con cuidado por Coapa, ya que lo que pasó con Mohamed no es la primera vez que pasa, y no creo que sea la última.

Gracias Mohamed, gracias a los jugadores que se entregaron por completo en este último partido. Gracias, totales!

Christopher Valencia. @chrisvalencia95