Jugar como nunca y ganar como siempre.| Por: Christopher Valencia. @chrisvalencia95

“Jugamos como nunca y perdimos como siempre”. Esa debe ser una de las frases más odiosas que existen (bueno, al menos para mí), pero al final terminó describiéndonos muy bien.

Cuando el Piojo llegó a la selección, cumplió su primera misión de manera correcta, al ganarle a Nueva Zelanda y conseguir la clasificación al mundial, pero después de eso, uno de sus discursos fue que su objetivo en la copa del mundo era ganarla. Muchos nos reímos y hasta dudamos de que Miguel Herrera estuviera consiente al declarar eso, por si fuera poco, algunos dudaron de que la selección pudiera siquiera pasar la fase de grupos y más al ver los malos resultados en los partidos amistosos.

Pero después de la primera fase todo era totalmente diferente, la mentalidad de todos había cambiado, hasta la de nosotros, el Piojo nos hizo ver que todo era posible y que si estaba consiente cuando dijo que iría al mundial por todo. A Camerún se le ganó a pesar de los errores arbitrales, a Brasil se le hizo un gran juego y le arrebataron un punto y vs Croacia todo salió perfecto, ni los mejores centrocampistas de la liga española (Modric y Rakitic) pudieron parar a la selección.

En el partido decisivo, el de 8vos de final, todo iba de maravilla hasta el minuto 87, primero Sneijder empató el juego y en tiempo agregado Huntelaar nos dejó con las esperanzas perdidas y el corazón roto. Así se cumplió la odiosa frase que cité al principio. Pudiéramos decir que fue un fracaso, a fin de cuentas nos quedamos en 8vos como en los últimos 5 mundiales, pero para algunos (incluyéndome) no lo fue, a veces perdiendo también se gana.

¿A qué me refiero? Bueno, al final de todo la mentalidad cambió mucho, Herrera es un gran motivador y en muy poco tiempo logró crear un gran grupo con mentalidad ganadora, algo que es muy importante en un equipo, quizás vs Holanda faltaron variantes y ese partido será una buena lección para Miguel, de cara a sus próximas competencias.

Tener un proyecto a largo plazo con Miguel Herrera, siempre y cuando de buenos resultados.

Se debe de dar continuidad a este grupo de jugadores, se pudiera imitar el ejemplo del actual campeón Alemania, en 2010 fracasaron pero le dieron continuidad a Low, y el siguió con algunos jugadores del mundial de Sudáfrica como Neuer, Lahm, Boateng, Bastian, Khedira, Müller, Özil y Klose, que jugaron de titulares en este mundial. La continuidad es de lo más importante en una selección, así los jugadores se van conociendo mejor al pasar de los años, esperemos que siga este grupo, que siga la base con Ochoa, Moreno, Aguilar, Herrera, Vázquez y Giovani, obviamente ellos tambien tienen que seguir con ese buen nivel para estar en la selección.

Los jóvenes como Jiménez, Pulido y Reyes, deben ir ingresando poco a poco al equipo ya que es difícil que otros como Márquez u Oribe lleguen a Rusia 2018. Seguir el ejemplo de los actuales campeones sería muy bueno, para que la selección mexicana forme un buen grupo con experiencia y juventud, no digo que en Rusia vayamos a ser campeones, pero el objetivo es mejorar y cumplir lo que este equipo se propone cada 4 años, estar entre los ocho mejores del mundo y así cambiar la odiosa frase para siempre. Quien sabe, quizás en Rusia 2018 digamos, “Jugamos como nunca y ganamos como siempre”.