De Bruyne le dio la ventaja al conjunto Belga.
De Bruyne le dio la ventaja al conjunto Belga.

Bélgica y Estados Unidos midieron fuerzas en la Arena Fonte Nova, donde 90 minutos no fueron suficientes y tuvieron que llegar hasta los tiempos extra para definir al equipo que avanzaría a los cuartos de final. Los diablos rojos tomaron rápido una ventaja de dos goles, gracias a la participación de De Bryne y Lukaku; mientras que los norteamericanos recortaron distancias por conducto de Green.

El conjunto europeo acabó como líder del Grupo H, donde derrotó a Rusia, Argelia y República de Corea. Estados Unidos venció a Ghana, empató con Portugal y cayó frente a Alemania en el Grupo G. Los estilos de ambos conjuntos se asemejan por la búsqueda del balón y los constantes ánimos de proponer los partidos para buscar los resultados.

Ningun equipo se reservó  y por el contrario, mostraron sus mejores cartas en el choque de octavos de final. Wilmots prefirió a Origi como delantero, en lugar de Lukaku; mientras que Klinsmann mantuvo a Dempsey como referente en el ataque.

Fue así que el partido estuvo nivelado, Courtois y Howard estuvieron mostrando sus reflejos para evitar la caída de sus arcos y eso hizo que el trabajo de las ofensivas se forzara al doble. La paridad en los estilos se trasladó al marcador y es que ninguno fue capaz de anotar durante el tiempo regular, por lo que fue necesario disputar los tiempos extra.

Green descontó para Estados Unidos.

El gol cayó de inmediato, Kevin De Bruyne prendió el balón de media vuelta y venció a Tim Howard al 92’. Ya con la ventaja en el luminoso, fue más sencillo para Bélgica controlar el partido, pues Estados Unidos era el obligado a ir al frente. El recién ingresado, Romelu Lukaku, le hizo ver su suerte al conjunto de barras y estrellas, ya que al 105’ fue asistido por De Bruyne para colocar el 2-0.

El representante de CONCACAF estaba moribundo, pero no por ello se dio por vencido ya que dos minutos después descontó con el gol de Julian Green. Las oportunidades estuvieron, pero Estados Unidos no pudo concretar en la última zona con un Dempsey desatinado.

El partido terminó y Bélgica obtuvo el boleto a los cuartos de final, donde enfrentará a la selección de Argentina.

Alineaciones

Bélgica: Courtois, Kompany, Van Buyten, Vertonghen, Alderweireld, Fellaini, Witsel, Hazard (Chadli 111’), De Bruyne, Mertens (Mirallas 60’), Origi (Lukaku 91’).

Estados Unidos: Howard, Beasley, Johnson (Yedlin 32’), Cameron, Besler, Gonzalez, Jones, Bradley, Zusi (Wondolowski 72’), Bedoya (Green 105’), Dempsey.