La frustración se apoderó del Tri, que de nuevo se queda cerca.

Brasil 2014 | Octavos de final. Holanda 2-1 México… Un final de pesadilla

A menos de 10 minutos se quedó la Selección mexicana de lograr el famoso quinto partido en un Mundial fuera de México. Dejó ir el juego y la Oranje le dio la vuelta, el sueño de los cuartos de final se fue por una falta de manejo de juego y el sentimiento de impotencia no sólo estuvo en la cancha sino en millones de aficionados.

Holanda se enfrentará en la llave de cuartos a Costa Rica. El 2-1 a su favor los dejará a merced de otro cuadro de la Concacaf que logró hacer historia.

EL PARTIDO

Empezar a contarles sobre si Carlos Salcido se quedaba lento y le había costado suplir al suspendido “Gallito” Vázquez en la contención ya está de más.

Desde México 1986, la obsesión es la misma. El bendito y a la vez maldito quinto partido. Y ahí no para, porque además no se logra fuera de México y cada cuatro años es lo mismo de siempre. Pero a pesar de eso no se acostumbra y no se puede y la frustración es cada vez más grande.

Bulgaria en 1994; Alemania, el villano en 1998; después, la masacre de Estados Unidos en 2002 y los dobletes de Argentina en 2006 y 2010. Siempre falta algo, siempre sobra tiempo, siempre hay un pretexto para justificar la eliminación.

Antes del primer tiempo llegó el cambio obligado por algo que me hubiera gustado no ver. Un acercamiento de Arjen Robben y el evitar que arribara a la meta mexicana le provocó a Héctor Moreno una rotura de tibia y peroné que lo dejará fuera de las canchas por al menos cinco meses.

Moreno abandonó el juego por lesión.

Pero como toda buena historia que ya había tenido su parte de drama con la lesión de Moreno, tuvo su parte de ilusión en la que pensamos que los fantasmas se habían ido y por fin llegaba el ansiado momento. “Que nos echen al que sea, a Costa Rica, a Grecia”, se pensaba tras el tiro de fuera del área de Giovani dos Santos que nos hizo soñar y que puso el momentáneo 1-0 en favor de México.

Holanda se fue acercando. No apareció Van Persie pero la peligrosidad de sus demás jugadores ponía en jaque a la zaga mexicana, que pareció haberle cometido dos faltas previas a Robben que no fueron sancionadas como penales.

La frase hecha dice que tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe y así de hecha tenía que cumplirse. Miguel Herrera había hecho ingresar a Javier Aquino y a Javier Hernández, en par de movimientos criticados debido a la falta de consistencia del primero y a la falta de balones para el segundo.

Faltaban seis minutos cuando vino el golpe holandés. Al 87′ tuvieron a mal dejar solo a Sneijder dentro del área y éste no perdonó, empató el partido y calló miles de gritos que ya coreaban el “Sí se pudo” y veían la siguiente ronda. Pero lo peor aún no llegaba.

Huntelaar mató el sueño mexicano desde los 11 pasos.

La polémica no podía dejar de aparecer y sería el mismo Robben el encargado de protagonizarla. En jugada donde Rafael Márquez intenta quitarle el balón por el lado izquierdo, su pie pareció trabar al rival y en tiempo de compensación llegó el penal que echó todo a la basura.

Huntelaar anotó y por sexta ocasión consecutiva, el sueño Tricolor se quedaba en octavos de final. Holanda avanzó y a pesar de los reclamos sobre el arbitraje, el equipo dirigido por Herrera no fue capaz de soportar los últimos minutos ni de proponer tras el gol de Gio, por lo que la eliminación fue la recompensa.

ALINEACIONES

2 – HOLANDA: Jasper Cillessen, Ron Vlaar, Stefan De Vrij, Paul Verhaegh (Memphis Depay, 56), Daley Blind, Nigel de Jong (Bruno Martins, 9), Georginio Wijnaldum, Wesley Sneijder, Arjen Robben, Dirk Kuyt y Robin van Persie (Klaas Jan Huntelaar, 75). DT Louis van Gaal.

1 – MÉXICO: Guillermo Ochoa, Paul Aguilar, Francisco Javier Rodríguez, Rafael Márquez, Héctor Moreno (Diego Reyes, 46), Miguel Layún, Carlos Salcido, Héctor Herrera, Andrés Guardado, Giovani dos Santos (Javier Aquino, 61) y Oribe Peralta (Javier Hernández, 74). DT Miguel Herrera.