Bélgica 2-1 Argelia
Bélgica rescato el resultado ante Argelia.

Bélgica obtuvo tres puntos frente a Argelia, un equipo que no fue tan fácil como esperaban y complicó en gran medida el debut de los diablos rojos. Feghouli adelantó a los africanos con un tanto por la vía penal y la selección europea respondió para darle vuelta al marcador con los goles  de Fellaini y Mertens, jugadores que ingresaron de cambio en el segundo tiempo.

Wilmots mandó a su mejor once a la cancha, con Courtois en el arco, Kompany como líder de la defensa, Hazard y Lukaku como referentes al ataque. Por su parte, Halihodzic no especuló y salió a jugar con un estilo conservador, con Bougherra como líder del equipo que comandaba la defensa.

Feghouli abrió el marcador desde la vía penal.

Desde el inicio, Bélgica dictó el ritmo del juego y comenzó a acercarse con peligro a la puerta de M’Bolhi, pero no tenía dirección en sus tiros al arco. Sin embargo, la lógica desapareció al ‘24’, cuando Vertonghen cometió una falta en su área y Marco Rodríguez señaló el penalti. Sofiane Feghouli engañó a Courtois y abrió el marcador al cuarto de hora.

Ya con la ventaja en el marcador, Argelia se dedicó a fortificar su cuadro bajo y se defendió a capa y espada. Bélgica no supo descifrar el cerrojo de la defensa argelina y se quedó sin ideas al ataque, lo cual propició que los africanos lograran irse al medio tiempo con la mínima ventaja.

Para el segundo tiempo, Wilmots ajustó su oncena y realizó las modificaciones que le permitió mejorar el funcionamiento de su equipo. Mertens, Origi y Fellaini sustituyeron a Chadli, Lukaku y Dembélé. Fue así que después de tanto intentar llegó el premio para Bélgica, que en el 70’ encontró un remate de Fellaini para vencer a M’Bolhi.

El gol le dio confianza a los belgas para seguir ofendiendo, pues sabían que podían lograr el triunfo. Tuvieron que pasar 10 minutos para que  un contragolpe orquestado por Hazard y culminado por Mertens definiera el partido.

Los diablos rojos obtuvieron sus primeros 3 puntos en el mundial.

El triunfo fue justo para Bélgica, que atacó durante todo el partido y buscó el resultado. El gol que Argelia encontró por la vía penal le dio vida al equipo africano, pero carecieron de iniciativa y se dedicaron a defender. Lukaku desapareció en la primera mitad y Wilmots eligió bien a los hombres en el banquillo para nutrir a su equipo y prueba de ello es que dos de ellos anotaron los goles para Bélgica.

Alineaciones

Bélgica: Coutois, Kompany, Van Buyten, Vertonghen, Alderweireld, Dembélé (Fellaini 65’), Witsel, Hazard, Chadli (Mertens 46’), De Bruyne, Lukaku (Origi 58’).

Argelia: M’Bolhi, Bougherra, Halliche, Ghoulam, Medjani (Ghilas 84’), Mostefa, Feghouli, Täider, Bentaleb, Soudani (Slimani 66’), Mahrez (Lacen 71’).