3 días después de lograr una remontada histórica en el partido de ida, parece que al América se le olvidó lo importante que es atacar y más en una instancia de liguilla donde hay que matar o morir. Los dirigidos por el Turco pagaron caro el defenderse casi todo el partido ya que Santos aprovecho bien sus oportunidades de gol y las concretó en el momento importante, cuando las Águilas quisieron reaccionar era demasiado tarde, ya no hubo tiempo para otra remontada.

El partido comenzó como se esperaba, Santos atacando desde el primer minuto buscando los goles necesarios para clasificar a liguilla, y apenas al minuto 7 Oribe dio el primer aviso con un remate de volea en el área que salió desviado. El partido se fue del lado de los locales que dominaban, Rodolfo Salinas intentó mandar un servicio de gol pero Aquivaldo mando a tiro de esquina y apenas después Oribe nuevamente género peligró pero Muñoz alcanzo a desviar el esférico que posteriormente despejó el Topo.

Con el control del partido y el balón de su lado, Santos solo necesitaba un gol para meterse al juego, y llegó gracias a gran jugada de Darwin Quintero que penosamente el Topo término punteando. Autogol y 1-0.

El turco miro la necesidad que tenía su equipo de atacar y finiquitar el encuentro y mando a la cancha a Mendoza por Valenzuela, el Quik genero peligro pero no lograba conseguir el gol que necesitaba si equipó para mantenerse más tranquilo.

Ya en la segunda mitad Darwin tuvo el gol del empate en sus pies pero otra vez Muñoz salvó a su equipo. Andrade entró más tarde y América se acordó de atacar, el recién ingresado mando un gran servicio a Jiménez pero este no alcanzo a mandarla al fondo de la portería.

El partido se hacía viejo y los nervios invadían el TSM, pero a menos de 10 minutos del final, llego Ribair y en un rebote le regreso la esperanza a conjunto lagunero, minutos después Rentería selló el final con un potente disparo imposible para Muñoz.

Ribair Rodriguez puso el 2-0 en el marcador a 8 del final

América quiso reaccionar y Rubens anoto el gol del empate en el global (6-6), aún así necesitaban otro ya que santo había anotado 3 goles de visitante. En tiempo de compensación América buscó la hazaña pero el tiempo no le alcanzo, quizás si se hubiera decido antes la historia sería diferente.

Santos avanzo a semifinales ante la euforia de su público y de su técnico Pedro Caixinha, que festejó con todas sus ganas el triunfo ante el América.

América consumó un fracaso en el primer torneo de Mohamed al mando, 5 minutos no le fueron suficiente a las Águilas para seguir con vida en la liguilla. Como sabemos el no ganar el título, siempre es un fracaso para este equipo.

Anuncios