UCL

Se disputaron los partidos de ida de los cuartos de final de la UEFA Champions League, donde hubo marcadas diferencias entre los encuentros del martes y miércoles. Los choques del martes fueron parejos y terminaron empatados a uno; mientras que el miércoles se registraron sendas goleadas que dejaron a Real Madrid y PSG con una buena ventaja para el compromiso de vuelta.

Repasemos lo ocurrido en las series de ida.

Barcelona 1-1 Atlético de Madrid

El partido entre españoles parecía muy parejo desde la previa y así lo fue en la cancha. Barcelona llegaba con la baja de Valdés; mientras que el Atlético jugó con Diego Costa apercibido de lesión. El partido fue muy trabado y cerrado, donde ambos equipos se cuidaban de no cometer errores. Las alarmas se encendieron en Camp Nou al 12’, cuando Piqué tuvo que salir por una lesión en la cadera y más tarde al 30’, Diego Costa fue relevado por resentirse de una lesión.

El marcador se abrió hasta el segundo tiempo, cuando Diego se animó a pegarle desde fuera del área y marcó un golazo para vencer a Pinto al 56’. El Atlético daba la sorpresa y eso presionó a los blaugranas, que mejoraron con el ingreso de Alexis Sánchez y de inmediato al 71’, Iniesta filtró el balón a Neymar para que el brasileño concretara el tanto de la igualada.

Los colchoneros salieron bien librados y el resultado obliga al Barcelona a ganar en el Vicente Calderón para avanzar a semifinales.

Diego e Iniesta fueron fundamentales en el partido.

Manchester United 1-1 Bayern Munich

Los diablos rojos se presentaron como víctimas en Old Trafford, donde tenían que medir fuerzas con el actual campeón de la competencia y sin varios de sus hombres como Evra y Van Persie. Guardiola sabía que el United podía complicarse en una serie y mandó un once muy agresivo, pero sin su centro delantero habitual, Mandzukic.

El local avisó desde el inicio que iba a jugar al tú por tú, y de hecho le anularon un gol a Welbeck por un juego peligroso en el área bávara. Después, el mismo Welbeck falló un mano a mano contra Neuer al querer definir de vaselina. A pesar de ello, el Bayern tuvo la posesión del balón y manejó el partido como quiso, con llegadas a velocidad, siendo Robben su hombre desequilibrante.

Fue en el segundo tiempo cuando las cosas empezaron a cambiar y es que un remate de Vidic abrió el marcador al 58’. Los diablos hacían de las suyas en el Teatro de los Sueños, pero poco les duró el gusto, porque Schweinsteiger emparejó los acartones al 67’ con un disparo que fue imposible para De Gea.

El empate permaneció hasta el final del partido, cuando Bastian recibió la segunda amarilla y fue expulsado, después de barrerse para despojar del balón a Rooney. El equipo de Moyes tendrá que ir a ganar al Allianz Arena, pues el gol de visitante que consiguió el Bayern le basta para colarse a semifinales.

Bayern empató en su visita a Old Trafford.

 

Real Madrid 3-0 Borussia Dortmund

El Santiago Bernabéu presenció una revancha para los merengues, que se encontraron con su verdugo del año anterior. Ancelotti no pudo contar con Di María y Marcelo; mientras que Klopp no tuvo disponible a Lewandowski por sanción.

El partido inició muy revolucionado con el Borussia volcado al frente, pero el Madrid contuvo el ánimo del rival y contestó rápidamente al 3’ con una jugada de Carvajal que asistió a Gareth Bale para que punteara el balón y abriera el marcador.

La ventaja parcial aumentó la confianza en el equipo español y con eso se tiraron más al frente, lo que permitió a Ronaldo y Bale mostrar su velocidad. El tiempo transcurría y el Madrid buscaba aumentar su ventaja, pero fue hasta el 27’ cuando Isco sacó un disparo pegado al palo que se convirtió en el 2-0.

Para el complemento, el dominio merengue se mantuvo y por ende cayó el tercer tanto, en esa ocasión conseguido por Cristiano Ronaldo. El partido estaba definido y ahí fue cuando se relajó el Madrid, fallando varias ocasiones de gol, donde Benzema dejó escapar el cuarto tanto.

Un aviso de lesión sobre Cristiano lo hizo abandonar la cancha, Ancelotti no quiso arriesgar de más y envió a Casemiro para reforzar la media cancha. Al final, Morata pudo incrementar la cuenta, pero no estuvo fino a la hora de rematar a puerta.

Con ese resultado, Real Madrid tiene prácticamente pie y medio en la semifinal, si no es que el Borussia despierta y le repite la dosis de hace un año a los merengues.

Los merengues golearon y se encuentran cerca de semifinales.

PSG 3-1 Chelsea

Dos equipos conocidos por su fuerte ambiente financiero que los soporta, se vieron las caras en los curators de final. El momento que vive el Chelsea en la Liga Premier le hacía dividir su atención con la Champions; mientras que el PSG tenía todas sus cartas puestas en el torneo europeo.

Con apenas 4 minutos en el cronómetro, Lavezzi le dio la ventaja al equipo galo y eso puso tenso el ambiente para los visitantes. Estaban sorprendiendo al equipo de Mourinho y eso fue emparejado antes de la media hora por la vía penal, pues Hazard engañó a Sirigu y colocó el 1-1.

La confianza en el equipo parisino no decayó y un centro al área al 61’, terminó colándose a la portería de Cech porque tocó en David Luiz, quien cerraba para evitar el remate del rival. Chelsea tampoco estaba tan inconforme con irse perdiendo por un gol, ya que su anotación de visitante les daba oportunidad de revertir el global en la vuelta, pero en el tiempo de compensación los dejaron heridos de muerte.

Javier Pastore llegó a línea final y tras eludir la marca de Lampard, sacó un disparo a primer palo que se venció a Cech y así colocó el 3-1 en el luminoso. París estaba de fiesta y Chelsea se quedó entre la espada y la pared, con una eliminatoria difícil de remontar de donde espera sacar una mejor renta en Stamford Bridge.

PSG sacó una buena ventaja en la ida.
Anuncios