Una humillante goleada fue lo que le propino América a Chivas a domicilio, las Águilas por fin tuvieron contundencia y consiguieron una gran victoria ante el acérrimo rival, algo que los deja con mucha confianza después de una mala racha. Los cambios en el 11 inicial le funcionaron a Mohamed y termino llevándose los 3 puntos. Chivas le quedo a deber a su afición, las bajas de Omar Bravo y Márquez Lugo pesaron más de lo que se pensaba y De Nigris y compañía no lograron hacerle daño a la defensa azulcrema, algunos aficionados se fueron minutos antes de que acabara el partido, disgustados por el accionar de su equipo.

El Omnilife recibía el Clásico Nacional número 216, en esta ocasión, América y Chivas llegaban empatados en puntos (17) aunque los azulcremas tenían la presión encima ya que sumaban más de 3 partidos sin conocer la victoria, algo que no gustaba para nada a la afición de los de Coapa.

Desde el primer minuto hubo dominio Águila en el partido, apenas a los 2 minutos Jiménez estuvo a punto de conectar un centro de Osvaldito pero no llego a tiempo. La contundencia era algo que no había tenido América en todo el torneo, tuvo que llegar Luis Gabriel Rey a acabar con eso, tras un gran cambio de juego de Aguilar para Rubens, el 14 del América dejo en bandeja de plata el esférico para que Rey anotara el primero, 5 minutos más tarde el mismo “canguro” aprovecho un mal despeje en la defensa de Chivas y prendió el esférico afuera del área para dejarlo colgado en el ángulo, 0-2.

Rey anoto un doblete

Fue como un balde de agua fría para Guadalajara, aunque trataron de reaccionar no lograron revertir la situación, el Chatón tuvo la más clara, tras un centro de Fierro quedo solo y sin portero pero por desgracia voló el remate. Los locales siguieron insistiendo pero Muñoz, que estuvo muy bien en el partido controlo los intentos rojiblancos.

Apenas a los 10 minutos del segundo tiempo, América puso otro clavo en el ataúd Chiva, cuando después de una serie de rebotes Jiménez aprovecho que el balón le quedo a su disposición y puso el 0-3 en la pizarra. Chivas intentaba ofender pero no tenía ni alma ni corazón, el equipo estaba muerto mentalmente y eso se notó cuando el portero Tono Rodríguez despejo el balón sin hablar con la defensa, Rubens aprovecho eso y toco para Mendoza quien con un sombrerito se quitó al Rodríguez y definió poniendo en ya marcador final 0-4.

Jimenez anoto nuevamente en el clasico

Ya con el partido liquidado, algunos aficionados prefirieron salir del encuentro y no se perdieron de mucho ya que ambos equipos bajaron la intensidad y el partido quedo con goleada americanista.

3 puntos de oro para los de Coapa que recuperan la confianza perdida y se colocan como terceros en la tabla general. La próxima semana tendrán un gran desafío ya que reciben al Cruz Azul en el estadio Azteca.

Anuncios