Bh_mDHRIEAAB6ybRumanía 0 vs 0 Argentina, piedrita en el camino a Brasil. | Por Eduardo Orozco @lalorozco

En el National Arena de Rumanía se enfrentaron los locales y Argentina en un amistoso que a la visita le serviría de preparación para el Mundial de Brasil 2014 y para Rumanía el clasificatorio para la Euro del 2016 en Francia que inicia por allá de Septiembre. Lionel Messi volvía a ser de la selección luego de su lesión, de última hora era baja Garay por alguna molestia física y entró por el sorpresivamente Basanta, el jugador del Monterrey, los demás eran los que se esperan jueguen en el partido inaugural del Mundial.

Alineaciones:

Rumanía: Tatarasanu; Matel, Gardos, Luchin, Rat; Tanase, Maxim, Torje, Lazar; Stancu, Maricá.

Argentina: Romero; Zabaleta, Fernández, Basanta, Rojo; Gago, Mascherano, Di María; Agüero, Higuaín, Messi.

El partido a pesar del 0-0 no fue del todo malo, de hecho hubo llegadas de ambos y los locales salieron a jugarle al tú por tú a los de Sabella sin complejos, sobre todo en el primer tiempo. El mejor de la cancha fue Di María, el “Fideo” en la primera de peligro recibió un balón en largo de Messi y en carrera metió un gran pase para Higuaín pero el jugador del Napoli se quedó sin ángulo.

Rumanía reaccionó con un cabezazo que atajó bien Romero y al toque llegó de nuevo Angelito por izquierda, otra vez encontró a Higuaín y el “Pipa” está vez en lugar de rematar cedió atrás para el Kun pero le taparon bien el remate. La más clara para los locales en todo el partido llegó cuando Matel centró y Maxim remató para que Romero sacará una pelota increíble.

El primer tiempo no se iría sin tener 2 más claras de ambos lados, primero un gol anulado por parte de Rumanía, la pelota pareció no haber salido, grave error del asistente y el árbitro. La última la tendría el Kun, en uno de sus arranques característicos se quitó a 2 pero ante la salida del arquero no pudo ser.

El segundo tiempo trajo pocas emociones respecto al primer tiempo, Agüero eludió bien a Pantilimon pero se quedó sin ángulo. Rumanía llegó poco y en su mayoría fueron ataques aislados cuando la defensa quedaba mal parada y por errores individualidades. Messi estuvo intermitente y en la única que creó de alto riesgo sirvió para Palacio casi cayéndose, la “Joya” no pudo definir y sacó el centro para la aparición de alguien, ese alguien fue Lavezzi que remató y Pantilimon de una forma increíble sacó la pelota en la raya como pudo. Fue la última del partido.

Bh_esuVCEAABYFSLas críticas para Sabella no se harán esperar, qué haya jugado Basanta por ejemplo un hombre de todas sus confianzas pero qué no es de nivel de selección es una de ellas. Rojo no convence a nadie y Fernández no da seguridad, hubiera sido bueno ver de nuevo a la pareja de centrales Garay-Fernández que tal vez no es de lo mejor del mundo pero que sí ya llevan jugando un buen tiempo juntos y el entendimiento que hay entre ellos puede tapar otras carencias. Romero tapó las criticas y lo hizo bien.

El medio también es un problema, Gago no anda en Boca y Messi no tiene quien se la lleve clara desde esa parte del medio, una de las cosas que dejó la eliminatoria era esa conexión entre Gago y Messi, hoy no existió. Mascherano lo intentó pero está claro que no es lo suyo. Banega ni siquiera entró, Biglia no lo hizo mal pero no es un jugador de las características de Gago.

La selección tuvo poca movilidad, no tuvo la chispa constante de Messi, Agüero viene saliendo de una lesión y se notó, Di María fue el mejor.

Quedan 99 días para llegar bien, para qué todos lleguen a tope en su rendimiento, para que Messi llegue sano y para que Sabella resuelva dudas.

Anuncios