El estadio Morelos recibía el partido de “viernes botaneros” entre Monarcas y América, duelo al que algunos llaman clásico (aunque para mí es un partido común y corriente), ambos equipos llegaron necesitados de obtener los 3 puntos, Monarcas había sido eliminado en el repechaje de la Copa Libertadores y posteriormente empato con Atlas en el Jalisco, mientras que las Águilas venían de perder en el Azteca contra Pachuca 1-0. Para los dos equipos era muy importante la victoria para recuperar la confianza perdida.

Para este encuentro los dos equipos se presentaron con bajas importantes, Héctor Mancilla no jugo para los michoacanos mientras que Rubens Sambueza se perdió su segundo juego por suspensión y Jesús Molina no inicio debido a una pequeña lesión por lo que el Turco puso en medio campo a Medina como contención y a Andrade y Layun como interiores, cosa que al final le costó caro.

El inicio fue bueno para los de Mohamed, muy temprano en el partido Aguilar centro para Jiménez pero el delantero remato de “taquito” y salió desviado, minutos después fue Jiménez el que mando un centro a Layun y el cordobés mando su remate de cabeza muy lejos de la porteria.

El partido callo en un bache, no había llegadas importantes salvo unas cuantas de Duvier Riascos pero sin mucho peligro, hasta que Juan Carlos Medina mando un buen servicio para Jiménez quien condujo el balón hasta entrar al área pero no pudo ganarle el mano a mano a Felipe Rodríguez quien atajo el balón con el pie. Duvier también tuvo su oportunidad pero al igual que Jiménez la desperdicio.

Para la segunda mitad América, igual que en la primera parte, salió con muchas ganas pero poco a poco fue disminuyendo en el juego, Aldo Leao y Arevalo hacían lo que querían en medio campo ante un Medina muy tibio, un Andrés Andrade que simplemente no apareció en el encuentro y un Miguel Layun que no se sintió cómodo en su nueva posición. Una genialidad de Armando Zamorano apenas afuera del área resulto ser asistencia para el Recodo Valdez que definió ante la salida de Muñoz.

Mohamed decidió apostar todo para poder empatar el partido, mando a la cancha a Mendoza, Martínez y Ríos pero ninguno de los tres logro cambiar el rumbo del encuentro, Morelia domino bien los últimos minutos, consiguió una valiosa victoria y sumo 9 puntos.

América se quedó con 12 y sigue dejando muchas dudas, sobre todo de media cancha hacia adelante, Mohamed tiene que hacer cambios e intentar mejorar ya que para la siguiente semana reciben a Pumas y una derrota podría ser muy dura para su equipo.

Anuncios