El andar de Independiente a media temporada en la B Nacional. | Por Eduardo Orozco @EduOrozco5

Se fue la mitad de la temporada en la B Nacional, 21 fechas marcan el epicentro de un torneo que tiene 42 fechas y en el que ascienden 3 equipos. Campeonato largo como se pide en la Primera. También al mismo tiempo se llega al parate de Verano, la segunda vuelta empezará hasta Febrero al mismo tiempo que inicia el Torneo Final 2013 en la A. Independiente tuvo un andar irregular la principio pero terminó con una gran racha que los tiene en zona de ascenso. Repasamos en 2 partes la primera mitad de campeonato en la historia de Independiente en la B.

Primera parte: El caos llamado Cantero y Brindisi.

El semestre en la B para el Rojo comenzó de la peor manera, recordamos aquella sesión del presidente Javier Cantero en el que se iba a conocer el balance anual del club y no pudo acabarla por el ataque increíble de los barras hacia él, estaba claro que mandados por alguien, pero en plena pelea política Cantero no dio un paso al costado y siguió ante el asombro de todos. Eso fue a finales de Junio cuando Independiente tenia semanas de haber descendido luego de aquel partido dramático ante San Lorenzo. Brindisi llegó para sustituir al “Tolo” Gallego y no funcionó como revulsivo.

El Rojo empezó su andar por el Nacional. Llegó Martin Zapata de Belgrano para reforzar el medio campo, arriba necesitaban a alguien y volvió Facundo Parra que anduvo muy bien cuando fueron campeones de la Copa Sudamericana. Cristian Menéndez llegó de Lanús, Franco Razzoti de Vélez y Adrián Alderete de San Martín de San Juan entre otros fueron los principales refuerzos. A estas alturas terminan jugando como titulares consolidados solamente Zapata y Parra.

El Diablo comenzó de la peor forma el campeonato, el primer partido en casa lo perdió con Brown de Adrogué, todos los equipos grandes que habían descendido tenían victoria en su debut en está categoría, el Rojo no. Ese primer partido lo jugaron nombres como Monserrat, Villalba, Razotti, Trejo, Penco y Mélendez. Muchos no son tomados en cuenta en estos momentos por lesiones o bajas de juego, el Nacional es un campeonato muy largo y tienes que tener profundidad en tu plantel.

Llegó un experto en la B: Omar De Felippe

El experimento Brindisi apenas duró 4 partidos, sumó 2 puntos de 16 y la situación era inaguantable luego de perder en Tucumán por 2-1. Omar De Felippe debutó el 1 de Septiembre ante Independiente Rivadavia pero no pasó del empate. Omar es un excombatiente de las Malvinas, una historia en verdad increíble. Su dureza y disciplina es lo que necesitaba una institución como la de Avellaneda que era todo menos eso, el caos reinaba y parecían no saber en donde estaban.

Si alguien conoce la B es el técnico que fue campeón con Olimpo en el Nacional B para ascenderlos y en el 2012 con Quilmes logró el ascenso luego de que Caruso le dejara el equipo para el irse a San Lorenzo. Ya en primera lo de Quilmes fue muy bueno en el Final 2013 donde el equipo logró un gran quinto lugar y se salvó por mucho, no le renovaron y De Felippe estaba sin empleo hasta que Cantero lo llamó y no dudo en tomar a un grande en la categoría en el reto más grande de su carrera.

Conforme fueron avanzando las fechas fue encontrando el equipo, sobre todo en posiciones claves como al central donde Samuel Cáceres y Cristian Tula se han combinado bien para compartir esa zona con Julián Velázquez, por los lados Valles y Morel Rodríguez están bien, el ex Boca jugaba como central ante la ausencia por lesionada Tula y en la izquierda jugaba Villalba o Federico Mancuello. Sobre todo este último era muy desbordado ahí y no rendía de mejor forma que de volante con más libertad. En el medio la figura es Marcelo Vidal, se consolidó quitándole el puesto a Razzoti, hoy en Paraná ante Patronato se mandó un golazo de media cancha. El junto a Mancuello y Zapata conforman esa zona de medio campo que tiene recuperación garra y juego.

Arriba es tal vez la parte más débil del equipo, De Felippe ha recurrido a una formación que le gusta mucho al hincha del rojo, el 4-3-2-1, con esa formación fueron campeones en el 2002. Los 2 enganches eran el “Pocho” Insúa y “Rolfi” Montenegro en aquel entonces. Ahora es Pisano el encargado de crear el juego junto con un “Rolfi” que es el goleador del campeonato para su equipo. Igual ya se buscará en el receso a un enganche, se habla de Caneo a quien De Felippe conoce bien de Quilmes, arriba Parra se consolidó como el 9, llegó tarde al equipo y tardó en ponerse en forma pero está agarrando nivel.

Todavía no hablamos del arquero, y es que Diego “Ruso” Rodríguez es de lo más sobresaliente en el campeonato para el Rojo. Luchó mucho tiempo por ganarse el puesto, y es que por momentos ha tenido Independiente a 4 porteros que en cualquier otro equipo podrían ser titulares: Hilario Navarro, Fabián Assman y Adrian Gabbarini. El ultimo se fue prestado a Newell’s e Hilario sigue en el equipo pero ni sale al banco. Ya sin menos competencia y más tranquilo Diego tomó la titularidad y no la dejó.

No recibe gol hace 8 partidos, llegó al partido de hoy ante Patronato con 666 (el número del diablo) minutos con la valla invicta y al minuto 14 del segundo tiempo consiguió superar la marca histórica en la B Nacional que le pertenecía a Rubén Areso en 94-95 con Rafaela. El absoluto del ascenso es de Alejandro Otamendi de Tristán Suarez también en 1994 en la primera C con 1115 minutos. De Independiente es de Pedro Isusi con 1101 minutos en 1926, todos esos records los puede superar el siguiente semestre, quedó a 359 del record en el ascenso y a 345 del record de Independiente. Pasó de no ser considerado como titular y a veces hasta ni salir a la banca a imponer records de esta categoría, desde Oscar Ustari, Independiente sacó muchos arqueros buenos, ninguno se consolidó, parece que el “Ruso” por fin lo hizo.

Independiente también tiene su propia racha, son 10 sin perder con 7 ganados y 3 empatados, por eso dormirán en puestos de ascenso superando a Crucero del Norte que todavía debe jugar tiene 36 por 38 del “Rojo”, el primer lugar es Banfield con 44 y segundo Defensa y Justicia con 40. Para De Felippe lo de Independiente es muy bueno, tiene el 70 % de los puntos obtenidos en 17 partidos.

El rojo está bien luego de mucho tiempo, sin problemas con la barra tan graves como antes y gente dentro del club tratando de dar golpes de estado contra el presidente Cantero. Es lo que te da la victoria, que todo se minimiza y se olvide. Parece que el presidente por fin tomó una buena decisión y contrató a alguien que si sabe jugar esta categoría, espera que los siguientes 21 partidos sean igual de buenos para devolver al “Rojo” al lugar que siempre perteneció, a la Primera División.

Anuncios