El dilema de los ídolos en Argentina, Bianchi y Ramón cuestionados. | Por Eduardo Orozco @EduOrozco5

Por estos días en Argentina se debaten varias cosas, como es casual en un fútbol donde todo pasa a mil y siempre hay algo de que hablar. Qué sí Grondona va a aumentar el número de equipos para Junio y no habrá descensos está temporada, qué sí lo de Colón estando a punto de quebrar es el reflejo del “Grondonismo” o por supuesto el apasionante final de un torneo inicial que parece nadie quiere ganar y que en 2 semanas tendrá que tener un campeón. Hasta aquí ningún tema tiene que ver con los 2 equipos más grandes de aquel país.

El año de Boca y River fue de regular a malo, ambos empezaron el 2013 trayendo a los 2 técnicos mas ganadores en su historia, y ahora a esta altura del año a casi 1 de su llegada son cuestionados y ya hay quien pide que dejen el cargo, cuando para estos momentos del 2012 todos querían que regresaran para volver a tener el éxito del pasado en sus respectivos equipos. Para Carlos Bianchi y Ramón Díaz su regreso a Boca y River no ha tenido el éxito esperado, ambos tienen algo en común, llegaron para ser contenedores de presidentes poco lucidos a la hora de tomar decisiones y que para sacarse la responsabilidad y el compromiso ante su gente eso se lo dejan a 2 directores técnicos con el prestigio de Ramón y Bianchi. Boca para agregar, tuvo 2 regresos, el de Bianchi y el de Riquelme, el 10 increíblemente también es cuestionado.

Ramón Díaz está solo.

En la semana antes del Superclásico ante Boca, Ramón firmó una extensión de su contrato por 2 años. Passarella presentó de esa manera su carta fuerte para la reelección en Diciembre cuando River tendrá elecciones y los socios erigirían un presidente. Pero Daniel casi 1 mes después dio a conocer que no iba a presentarse a las elecciones, no vio apoyo general, la eliminación en la Copa Sudamericana no ayudó y del torneo local ni hablamos. Apostó todo a que sí se llegaba a una final de Copa y más el apoyo total dado a un histórico del club como Ramón la gente lo iba a elegir de nuevo presidente, no paso nada de eso y su periodo como presidente de River llegará a su fin en unos días.

Passarella no le dio margen al nuevo presidente de River para elegir si le quiere hacer un contrato a Ramón o si quiere buscar alguna otra opción, un movimiento polémico.

Lo de Ramón en cuanto a números no es tan malo, quedo subcampeón el torneo pasado y de su mano River llegó a una nueva Copa Internacional que desde hace mucho que no jugaban. En su tercer ciclo, el riojano lleva dirigido 43 encuentros, con 16 triunfos, 12 empates y 15 derrotas, con una efectividad del 46.51%.

Las criticas en contra del técnico son que sus éxitos los consiguió con planteles muy ricos tanto en River como en San Lorenzo, sus recursos tácticos parecen ser pocos y el “dale” no es suficiente a veces ni el folklore que tanto le gusta. Lo otro que se le cuestiona es lo de su hijo, Emiliano es su auxiliar y muchos dicen que no está preparado para tener ese cargo. El clásico con Boca lo perdió en casa en lo que fue si acaso de los mejores partidos de River en el semestre. Este plantel de River no es bueno, no tiene un enganche que pese pues Lanzini no explota y Fabbro que llegó como solución se nota que no está para jugar en un club tan grande. Teo Gutiérrez está muy solo arriba, salió a declarar hace unas semanas que no se sentía tan bien como en Racing y que necesitaba moverse más por todo el área de ataque, necesitan un 9 que acompañe bien a Teo, Cavenaghi parece que llega seguro como primer refuerzo. Ya suenan Gareca, Gallardo y hasta el “Tata” Martino para llegar en Junio por Ramón, el ganador de las elecciones tendrá que tomar una decisión de entrada complicada, mantener al “Pelado” o empezar de 0 con algún otro, las peores horas de Ramón como técnico del club de sus amores sin dudas.

El técnico tuvo que salir en la semana a pedir una especie de apoyo el domingo cuando jueguen contra Argentinos Juniors, si ve respaldo de la gente se quedará, si no lo ve parece que dará un paso al costado y no llegará al otro torneo. Y es que el hincha no está muy de acuerdo con el juego del equipo, River no juega a nada y van camino a ser el peor River goleador de la historia pues luego de 17 fechas tienen solamente 9 goles anotados. Espera que San Lorenzo no gane el titulo para ir a la Copa Libertadores. El apoyo del hincha no es unánime y si no gana nada de aquí a Junio se irá del club.

El Virrey y su peor año como técnico de Boca.

Era impensado que Carlos Bianchi volviera a la dirección técnica hace un año más o menos. Pero la “siesta” termino luego del pedido generalizado del hincha de Boca luego de un partido ante Godoy Cruz en casa del Apertura 2012. La gente no estaba contenta con Falcioni, lo acusaban de haber echado a Juan Román Riquelme del equipo 6 meses antes y a eso habría que sumarle que el equipo no jugaba bien y el campeonato nunca lo pelearon. Aún con todo eso el contrato para su renovación estaba listo, solo faltaba la firma del técnico, una semana antes del partido mencionado Riquelme salió a hablar de su salida, dijo que tenía ganas de seguir jugando y dio a entender lo que todos sospechaban, que no estaba en el equipo por Falcioni. La gente de Boca habló y Falcioni no tenia salida, no acepto la renovación por parte del presidente Daniel Angelici que tampoco después de lo sucedido con la gente hizo mucho por retenerlo pues sabía que también tendría a la gente en contra. Igual tener a Julio Cesar era el plan perfecto para él, tendría alejado a Riquelme con quien nunca se ha llevado de la mejor manera.

Entonces empezaron las conversaciones con Bianchi, y a las semanas el Virrey estaba listo tomar las riendas del club. Se podría decir que Angelici es presidente por su fuerte lazo con Mauricio Macri, el ex presidente de Boca estuvo siempre detrás en la campaña y ayudo al actual presidente a ganar la elección en el 2011. Macri fue presidente en la época mas exitosa de Boca con Bianchi de técnico pero la cosa entre los 2 terminó mal, Riquelme también tuvo sus problemas con Mauricio y decidió volver al club aunque con alguna negativa primero, de la noche a la mañana Angelici tenía a Román y Carlos, algo que lo hacía más por la necesidad de tener al publico contento que por un convencimiento claro.

El Torneo Final fue un desastre, de milagro no quedaron últimos, fue por mucho el peor campeonato de Bianchi como técnico de Boca. En este Inicial pelearon un poco un campeonato irregular, no hay un equipo que tome la responsabilidad de ganar el partido clave, parecía Newell’s pero han sacado 4 de los últimos 18, San Lorenzo parece el más enfilado. Un partido clave lo perdió Boca en el Gasómetro (sin Roman y Gago), ante Arsenal era otra visita ideal para prenderse y volvieron a perder luego de un pésimo primer tiempo. Así el campeonato se terminó de ir el domingo cuando perdieron por primera vez ante All Boys en la Bombonera, Riquelme salió lesionado a los 15 minutos, todo mal.

Lo de Riquelme merece un párrafo aparte, el 10 no tuvo un buen torneo a fuerzas de ser sinceros. Se nota que a pesar de hacer una buena pretemporada estuvo un escalón abajo de su acostumbrado nivel alto. De hecho en la Copa Libertadores pasada estando 6 meses sin jugar estuvo mejor y mostró cosas del Riquelme del 2012 cuando por poco le da otro Copa a Boca. Este año no fue así, las razones pueden ser varias, las lesiones puede ser, aunque jugó (11 de los 17 partidos). Lo otro son las lesiones del plantel (casi 60 en el año y otro tema a tratar en otra columna), que afectan directamente al juego de Román, necesita tener laterales que le pasen por los lados, Insúa y Marín que estaban para iniciar se lesionaron, Zárate de lateral izquierdo es un chico más defensivo que para ir al frente, del otro lado jugaron mediocampistas ubicados de lateral derecho con poca salida como Méndez, Erbes y en última instancia Caruzzo. Necesita de todos los recursos posibles para andar, ya no es el 2007 y ocupa tener jugadores a su alrededor que jueguen y lo acompañen.

Bianchi es cuestionado porque en todo el año no le encontró la vuelta a las fallas defensivas, el presidente tampoco lo sale a apoyar por completo por lo mismo de que sí por él fuera el técnico sería otro, Palermo tal vez que le ayudo para el día de las elecciones y estuvo con él, el otro es Guillermo que está haciendo gran trabajo en Lanús. No salen a desmentir por completo los rumores y dice permanentemente que será evaluado el trabajo del director técnico, del jugador también dice que cuando llegué el momento verá si le renuevan. Ese tipo de cosas son las que le molestan a la mayoría del aficionado Xeneize. “El cuerpo técnico de Boca no está en discusión”, dijo hace unos días. Pero se contradice con él: “Sea quien sea, es complicado seguir en Boca sin vueltas olímpicas”.

El miércoles una radio Argentina abrió los teléfonos para que la gente hablará y opinará que tenía que pasar con Díaz y Bianchi junto con Riquelme. El 99 por ciento quería a Ramón fuera de River, y por Boca la mayoría quería que se quedara Bianchi pero…que Riquelme se fuera del club, todos cansados de las constantes lesiones y que juega los partidos que quiere. Al final de cuenta es la opinión de algunos, hay otro más que lo apoyan a muerte, es lo que tiene un tipo como él que va de frente y tiene una presencia muy grande, no se guarda nada, divide de tal manera las opiniones, personalmente creo que tanto como él y Bianchi se tienen que quedar hasta cuando quieran el club que era grande y que ellos hicieron gigante, como lo dijo Pablo Ledesma en conferencia de prensa.

Así entonces los 2 grandes técnicos en la historia de sus respectivos equipos están cuestionados, uno por la gente y el otro por el entorno político que rodea al club y un presidente que no está convencido de tenerlo. Veremos si ambos se vuelven a enfrentar en los clásicos de verano en Argentina por ahí de Enero. El poster se cae muy fácil, en un fútbol donde todo pasa muy rápido ya ni 2 de los técnicos más exitosos en la historia del fútbol Argentino tienen su puesto seguro 1 año, los títulos de antaño ya no sirven, hay que ganar hoy, ese exitismo que le hace tanto mal al fútbol.

Anuncios