Oribe Peralta marcó un doblete en el triunfo de México.

México 5-1 Nueva Zelanda… Una manita más cerca de Brasil | @diego_rockstar

La selección mexicana ganó el primer juego del repechaje ante Nueva Zelanda y de paso se llevó 4 goles de ventaja para su visita a Wellington. El TRI fue contundente al ataque y ya tiene medio boleto en sus manos, sólo una catástrofe en el juego de vuelta le alejaría de la justa mundialista.

El equipo mexicano saltó a la cancha con un combinado entre jugadores, en su mayoría del Club América, reforzado por unos cuantos de León y Santos. La idea del “Piojo” Herrera fue atacar desde el inicio y así fue como se apoderó del balón para inquietar la potería de Moss. Los primeros minutos fueron vitales y el TRI buscó con remates de cabeza y tiros de media distancia, pero el fantasma de la eliminatoria comenzaba a acecharle.

Aguilar abrió el marcador en el Azteca.

Todo indicaba que los fallos en la definición iban a mandar el 0-0 hasta el medio tiempo, pero México encontró su premio al buen trabajo al 32’. Luis Montes tomó el balón por el costado derecho y centró al área, para que Paul Aguilar rematara directamente a la puerta. La anotación hizo que el Azteca cobrara vida y los jugadores del equipo local se tranquilizaron al saber que ya tenían la ventaja.

Raúl Jiménez anotó el segundo de la tarde.

Nueva Zelanda no cambió su estrategia a pesar de ir abajo en el marcador, fue un 5-4-1 muy marcado donde se replegaban en todo su terreno de juego con tal de buscar detener la ofensiva mexicana. Los verdes aumentaron el marcador al 40’, en un tiro de esquina que Raúl Jiménez remató de cabeza para vencer a Moss.

El segundo tiempo inició muy revolucionado, pues los visitantes lograron acercarse en una jugada de Chris Wood, pero el disparo se fue desviado. De inmediato reaccionó México y al 47’ Oribe Peralta anotó el tercer tanto, producto de un pase de Márquez a Layún y el jugador del América centró al área, donde encontró el remate del “Hermoso”.

Oribe Peralta fue el héroe de los mexicanos.

Después de la tercera anotación se calmaron los ánimos y Nueva Zelanda dejó más espacios para ir al frente, pero sin mucho orden y así fue imposible inquietar a Moisés Muñoz. Herrera ajustó con el ingreso de “Sinha” por Montes, ya que al prescindir de un contención le permitió tener mejor creatividad al ataque. Varios toques de primera intención con profundidad fueron los que aportó Naelson, pero todo mejoró con el ingreso de Escoboza por Peña. Jesús y Oribe se conocen de Santos y así fue como realizaron un par de jugadas que avisaban la llegada del cuarto gol.

Rafael Márquez cerró la cuenta para el TRI.

Al 79’, Layún desbordó por un costado y elevó el balón para que Peralta lo rematara con dirección a la red. El grito de júbilo de los aficionados mexicanos hizo vibrar al Azteca, la serie estaba casi definida pero aún deseaban corear más goles de su equipo. El siguiente tanto llegó 4 minutos después en una jugada a balón parado, mismo que Rafael Márquez se encargó de convertir en el 5-0.

El marcador lapidario dejaba a Nueva Zelanda en la agonía, pero una respuesta tardía del representante de Oceanía se dio al 85’. Chris James aprovechó un error de la defensa para vencer a Muñoz y así llevarse el gol de la honra.

México lleva 4 goles de ventaja para el juego de vuelta en Wellington, en donde sólo una goleada de Nueva Zelanda los dejaría fuera del mundial. Fue un buen partido para el TRI, mostró que el equipo tiene confianza y seguramente lo veremos en el mundial de Brasil 2014.

Alineaciones

México: Moisés Muñoz, Paul Aguilar, Juan Carlos Valenzuela, Rafael Márquez, Francisco Javier Rodríguez, Miguel Layún, Juan Carlos Medina, Carlos Peña (Jesús Escoboza 63’), Luis Montes (Antonio Naelson “Sinha” 59’), Raúl Jiménez y Oribe Peralta (Jesús Molina 81’).

Nueva Zelanda:  Glen Moss, Tony Lochhead, Tommy Smith, Leo Bertos, Michael Mcglinchey, Ivan Vicelich, Jeremy Brockie (Marco Rojas 57’), Kosta Barbarouses, Chris Wood (Rory Fallon 66’), Jeremy Christie (Chris James 53’) y Andrew Durante

Anuncios