Tienes todo a tu favor, todo el país te apoya, todos confían en ustedes, los boletos para el juego de ida están agotados, el azteca va a estar lleno y todos alentando y apoyandote, además de todas las personas que desde su casa estarán viendo el juego esperanzados en conseguir el boleto al mundial.

Es cierto que nos decepcionaste muchas veces, nos hiciste sufrir demasiado, nos hiciste enojarnos y hasta nos humillaron los vecinos (después de echarnos la mano para entrar al repechaje) con el mensaje “You’re Welcome Mexico”. Penosamente quedamos como el hazmerreír de la CONCACAF, una de las zonas con peor fútbol del mundo.

Pero ahora, aunque sea difícil, trataremos de olvidarnos de todo eso, trataremos de olvidar el “Maldito hexagonal” y en vez de recordar las derrotas y el “aztecazo” mejor recordaremos los buenos momentos que nos has dado, bueno al menos yo haré eso.

Intentare recordar las alegrías que nos has dado como el gol de Cuauhtémoc a Bélgica en Francia 98′ y el de Luis Hernandez a Holanda, o el golazo de Borgetti a Italia en el 2002 (uno de los mejores goles de México en los mundiales), los goles de Oribe en Londres 2012 o la reciente chilena de Jiménez en el azteca. Cuando vimos esos goles, todos estábamos apoyando a la selección. Ahora tenemos que hacer lo mismo, apoyar, en las buenas y en las malas.

Recordemos los buenos momentos

Ojo, esta semana debemos de olvidarnos del hexagonal y apoyar a la selección, pero no olvidarnos “para siempre” de eso porque al final aunque México pase o no al mundial se tendran que hacer los cambios necesarios para que así ya no pasemos por lo mismo por lo que estamos pasando ahora.

Nosotros ya estamos poniendo de nuestra parte, apoyando, alentandote y estando contigo en las buenas y en las malas, ahora ustedes tienen que poner de su parte y clasificar al mundial, aunque sea por el repechaje, la forma en la que nadie nunca pensó que íbamos a estar.

Vamos México, esta es la última oportunidad!

Anuncios