"Chiqui" Pérez angustiado, tras fallar el primer tiro penal en toda su carrera.
“Chiqui” Pérez angustiado, tras fallar el primer tiro penal en toda su carrera.

Con arbitraje de Germán Delfino, San Lorenzo recibió a su clásico en el Nuevo Gasómetro, por la fecha 14 del Torneo Inicial 2013.

La continuidad de bajas importantes como la de Fernando Gago y Juan Román Riquelme, entre otras tantas, siguen generando falencias en los distintos sectores de un Boca que no logra mantener un brillo regular.  La línea de cuatro en el mediocampo era una total escasez de juego, de pausa, de pensamiento. Para aquellos que creen que la velocidad en pies es sinónimo de triunfo, que es más importante que la rapidez mental para resolver pases, la actuación del plantel ante San Lorenzo fue la clara demostración de todo lo contrario.

Con un planteo inteligente de Pizzi, los jugadores pudieron desplegar el gran nivel individual y colectivo que poseen, tuvieron comodidad y dominio durante prácticamente todo el partido.

A los 25’ del comienzo, “Pichy” Erbes tocó con su mano izquierda la pelota, cediéndole a los de Almagro un penal. Romagnoli se enfrentó a su excompañero de inferiores, Agustín Orion, quien atajó el remate esquinado a la parte inferior del palo derecho, manteniendo a Boca con ilusiones.

La seguridad de los Bosteros descansaba en Orion, sostén del equipo, motivo por el que CASLA no estaba arriba en el marcador, posiblemente goleando.

Las salidas de contra, lideradas por individualidades de Gigliotti, eran la única esperanza de ponerse -injustamente- en superioridad numérica. En una de ellas, un pelotazo de Zárate llegando a los 28’, dejó a Emmanuel solo contra el mundo en una gran chance que finalmente se quedó en las manos de Torrico.

Terminando el primer tiempo, el partido se tornó de ida y vuelta. El penal atajado había afectado anímicamente a San Lorenzo y le hizo notar a los jugadores Xeneizes que su arquero estaban haciendo un esfuerzo vital para que el rival no convirtiera, sobre todo los dos puntas que tan mal fueron marcados por los centrales y no dejaron de impacientarlo.

Hubo silbatina del público local hacia el portero Agustín, mientras se retiraba al vestuario en el descanso,  recordatorio del episodio en la ida vs. Liga de Quita por cuartos de final de Copa Libertadores 2008, en el que intentó salir de su arco haciendo “jueguitos” y le costó un gol decisivo en el pasaje de ronda que finalmente no se dio.

Solo dos minutos pasaron del arranque de la segunda etapa, cuando Piatti le ganó nuevamente un mano a mano a Erbes, al recibir un cambio de frente, para realizar un envío al área, recibido posteriormente por Ángel Correa, quien reventó de puntín el techo del arco Xeneize para marcar la ventaja local.

San Lorenzo, pasando la mitad del segundo tiempo, no liquidó y terminó sufriendo. A pesar de la amplia superioridad, se expuso a que Boca llegara a buscar en varias ocasiones la injusta paridad.

El reloj marcaba 42’ cuando una falta al “Burrito” Martínez, posterior a otra contra Erbes, le dio a los Bosteros la gran chance de convertir. Claudio “Chiqui” Pérez, el defensor experto en tiros penales, se posicionó frente a la pelota y la pateó direccionada hacia abajo del palo derecho, convirtiendo a Torrico en el héroe de la jornada tras esa atajada y le permitió reivindicarse de aquella falla frente a Arsenal, en la pasada final por Copa Argentina.

Dura derrota para un Boca que necesita sentirse competitivo a pesar de todos los contratiempos que le surgen al plantel, fecha tras fecha, impidiéndole  mantener una idea y línea de juego; envión anímico para “los cuervos”, que le siguen las pisadas a Newell’s.

 

Próximos partidos de los protagonistas:

(Horarios de Argentina)

San Lorenzo visitará al puntero NOB, el sábado 9, en el horario de 20:20 hs.

Boca Juniors recibirá en la Bombonera a Tigre, el domingo 10, a las 18:15 hs.

Anuncios