Parece ser que el equipo Rojo del “ManU” comienza a encarrilarse al sumar su 4 triunfo consecutivo, esta vez en la casa del Fulham, quien en un primer tiempo desastroso, echó por la borda el partido sin poder reaccionar en el segundo tiempo.

El ecuatoriano Antonio Valencia abrió el marcador antes de los diez minutos al aprovechar una asistencia del inglés Wayne Rooney para rematar a la red desde el interior del área.

En un primer tiempo encendido, y apenas diez minutos después marcaron el segundo por medio del holandés Robin Van Persie, que batió desde la izquierda al portero holandés Maarten Stekelenburg.

Sin poder meter las manos el equipo local, el mismo Van Persie cedió un balón a Rooney para que el inglés sentenciara el duelo con un disparo a bocajarro que selló el tercero del conjunto Rojo para terminar así el primer tiempo.

El segundo tiempo fue de trámite, que solo se revolucionó lo mínimo, gracias a él serbio Alexander Kacaniklic, quien marcara el tanto del honor para el Fulham, que lucha por no caer en los puestos de descenso de la tabla.

Los últimos minutos se volvieron un concierto de patadas, que termino en una mini trifulca entre los Belgas Fellany y Januzaj contra los defensas del Fulham. Con este resultado el equipo de Moyes sigue en ascenso en la tabla, aunque aun alejado de los puestos europeos.

El próximo martes, el United se mide a la Real Sociedad en Anoeta en un encuentro de UEFA Champions League, mientras que la próxima jornada de Premier recibirá en Old Trafford al Arsenal del francés Arsène Wenger.

Anuncios