Como en los viejos tiempos, Javier Hernández logró darle los 3 puntos a su equipo, en una buena remontada del Manchester en su estadio frente al Stoke City.

Esta mañana en el estadio de Old Trafford, el Manchester se levantó de un 2-1 al medio tiempo, para en un lapso de 5 minutos, darle la vuelta y dejar el marcador definitivo, obteniendo más que los 3 puntos, la confianza de su público que se entregó con ellos en los minutos finales del partido.

El partido comenzó con un gol tempranero en contra, tras una gran atajada de De Gea, el gigante Peter Crouch, tomó el rebote y lo mando al fondo al minuto 4. Fue hasta el minuto 43 en el que Robin Van Persie encontró un rebote y emparejo los cartones. Pero solo 2 minutos después, con un espectacular disparo, Arnautovic lograba el 2-1 y se asomaban de nuevo los fantasmas al teatro de los sueños.

Para el segundo tiempo, lo cambios de David Moyes, lograron volcar al equipo al ataque, con Januzaj, Chicharito y Valencia, busco con todo el empate, pero fue hasta el minuto 79, cuando con un remate formidable de cabeza, Rooney emparejo de nuevo el marcador dándole 10 minutos para lograr la anhelada victoria en casa.

Pasaron solo 2 minutos del empate para que en una jugada por la banda, Evra mando un centro preciso a segundo poste, al cual el delantero mexicano llego a la cita, y con un remate de cabeza contundente, logró darle la ventaja y los 3 puntos al cuadro de Manchester, retomando la confianza que parecía haber perdido en los últimos partidos, tanto en su club, como en su selección.

Defendiendo los últimos minutos, el actual Campeón de la Premier, logro un triunfo que le da oxígeno para enfrentar sus próximos encuentros, tanto de Copa como de Liga.

Con este triunfo, los Red Devil’s escalan a la 8va posición momentáneamente, en la espera de lo que puedan hacer Newcastle y Hull City.

Anuncios