La noche del martes fue la peor en años para México futbolísticamente hablando y de verdad se tocó fondo, incluso más vergonzoso que cuando Oswaldo Sánchez pedía que le bajarán a los Hondureños en el 2008 con don “Sven”. La narración de Tv Azteca fue el grito de todos los que amamos este deporte en el país, enfundados en la voz de Martinolli, todos pensamos de la misma forma, estoy seguro, cuando cayó el gol de Saborío para mandar a México al Averno. Estos gritos de “¿Qué está haciendo Vucetich doctor?”  es la principal decepción de este fin de semana.

Se esperaba un cambio al menos en actitud y en parado táctico de la Selección, pero en cambio, recibimos lo mismo del último año, con esto nos damos cuenta que no era el técnico el que tenía la culpa de todo, son los jugadores, esos que pierden el gusto por luchar y por correr defendiendo la verde. Se dice que “Gio” jugó ambos partidos, ¿alguien lo vio?, porque no apareció en todo el fin de semana dentro de la cancha. Y así hay varios, desde la timidez y la falta de tamaños de Ochoa en el arco, hasta la increíble falta de contundencia y confianza de Hernández. ¿Se imaginan la timidez de Ochoa en la final de los Juegos Olímpicos?, yo creo que sinceramente no hubiéramos llegado a la final.

Ahora hablemos del parado táctico, para empezar las alineaciones, yo creo que si llevas a 2 talentosos del balón, de esos “10” que generan futbol  al por mayor, que le dan brillo a tu equipo, pues es mínimo para tener a uno de ellos en la cancha, si no es que a los 2 al mismo tiempo. Hablo de Chaco y de Lobos. En cambio, metes el mismo cuadro que venía desde antes jugando y no corriendo como se debe. El pensar en posibles alineaciones pasadas, nos hace caer en el famoso “hubiera” y no tiene caso desgastarse en cosas inexistentes.

Al parecer llega el “Piojo” al TRI el día de hoy, viene con Peláez incluido, con esto se ridiculiza aun más la gestión de Justino Compean, que solo son títeres de personas que no saben de futbol, como los dueños de las televisoras. Me reservo mi opinión acerca de Herrera, se me hace un excelente entrenador, pero no sé si pueda lograr que su equipo se entregue como el  “Ame” en un solo mes, solo espero que el 13 y 20 de Noviembre veamos un equipo que luche y que corra como nunca, estén los jugadores que estén.

Anuncios