10 minutos de festejo y volvemos a la realidad|Por: Christopher Valencia @chrisvalencia95

Minuto 82. Todo parecía perdido, México había tenido un regular primer tiempo, aunque controlaba las acciones, el partido se le complicaba un poco ya que casi todo Panamá estaba defendiendo. No había mucha profundidad hasta que Chicharito Hernández y Peralta hicieron una gran jugada que termino definiendo Oribe (el salvador) ante la salida de Penedo. El gol de Oribe Peralta ponía calma y daba esperanza a todo México de pasar a Brasil 2014.

Pero en el segundo tiempo todo se vino abajo, primero Javier Hernández fallo el penal que pudiera haber sentenciado el partido y al minuto 80 Hugo Ayala cometió un error en la defensa que aprovecho Luis Tejada para poner el empate en el partido y casi matar las ilusiones de México. Todo estaba perdido el camino a Brasil 2014 se veía cada vez más lejos y por si fuera poco Vucetich gasto su último cambio y no metió a Lucas Lobos, el jugador que podría cambiar el rumbo del partido, prefirió poner a Raúl Jiménez. ¿Por qué a Raúl en vez de a Lucas? Solo “Vuce” lo sabía y nosotros lo supimos después.

Minuto 85. Chicharito tiene el esférico por la banda, toca para Fernando Arce que manda servicio a Raúl Jiménez, el delantero recibe apenas adentro del área pero al momento de querer controlar el pase, el balón le quedo arriba y así, sin pensarlo dos veces, vio la oportunidad de hacer lo que ensayaba en casi todos los entrenamientos, no tuvo miedo al ver que dos defensores panameños se acercaban a toda velocidad en contra él, pero sobre todo hizo lo que muchos de sus compañeros no hicieron, se tuvo confianza, creyó en sí mismo e intentó, le salió una chilena perfecta como si estuviera imitando a Hugo Sánchez o a Rivaldo (espero no estar exagerando mucho) el balón pego en el poste y termino entrando dramáticamente a la portería. El azteca explotaba y Vucetich y todos los jugadores festejaban, México volvía a ponerse en la lucha por ir al repechaje del mundial.

A Raul Jimenez no le peso el Azteca

Fue un gran gol que hizo que la mayoría gritáramos y nos emocionáramos pero en cuanto término el partido teníamos que volver a la realidad. México no jugo nada bien y sigue teniendo la misma problemática, no hay quien tome el balón y de calma al equipo, no hay alguien que genere jugadas en momentos complicados. Quizás Lucas Lobos pudiera hacerlo.

También siguen estando jugadores que les queda grande la camisa de la selección, Giovani y Aquino son grandes jugadores que cada fin de semana en el Villarreal tienen buenas actuaciones pero cuando juegan con México se desinflan, quizás sea la presión o hasta la altura del estadio azteca pero ninguno de los dos ha jugado bien. Los dos tienen un gran talento pero yo creo que tienen que estar en la banca. Chicharito fallo un penal y una jugada clara, pero a el si se le ve una actitud diferente y es de los jugadores que más apoyan anímicamente sus lágrimas al final del partido dijeron todo, aunque creo que no debe de jugar de titular, a veces juega mucho mejor de cambio que de inicio.

Creo que todos nos dimos cuenta que el Chaco Giménez jugó con mucho corazón ya que a pesar de sufrir una herida grave prefirió seguir jugando con la cabeza vendada demostrando así que, aunque no haya nacido en México sí viene a darlo todo por la selección.

El martes nos jugamos la vida ante Costa Rica, los ticos quieren dejar a México fuera del mundial y van a salir decididos. Es una cancha muy difícil, Estados Unidos perdió allí 3-1, así que no será nada fácil. Esta es la última oportunidad, la última llamada si México quiere asistir a Brasil 2014. Nunca pensé que estaríamos en esta situación pero las cosas se dieron y tenemos que apoyar. Confio en Vucetich, es un gran técnico que va a corregir lo que no le gustó del partido anterior. Espero que el gol de Jiménez haya sido una inyección anímica para todo el equipo y el martes salgan motivados para conseguir la victoria.

Anuncios