Los jugadores celebraron con entusiasmo el triunfo obtenido.
Los jugadores celebraron con entusiasmo el triunfo obtenido.

El Signal Iduna Park fue escenario de la segunda jornada de fases de grupos por la UEFA Champions League que, con arbitraje principal del español David Fernández Borbalán, recibió al Olympique de Marseille.

Borussia Dortmund viene de otra goleada, por 5 tantos al Friburgo, continuando en lo más alto de la tabla local. Su rival también obtuvo un pasado encuentro victorioso en la Ligue 1, con dos goles frente al FC Lorient, estando en el tercer lugar de la liga francesa.

El equipo de Klopp –quien debió vivir el partido a distancia, continuando con la sanción por agredir al árbitro en la derrota vs. Napoli- logró imponerse claramente ante el Marsella.

El encuentro comenzó muy favorecido para el conjunto alemán, que lograba llegar con facilidad al área rival y probó con varios remates al arco, debido a que la defensa le permitía avanzar con comodidad –sobre todo por la banda derecha-. Luego de defender su área de un peligroso tiro libre, en una jugada de contra con 6 toques fenomenales en tan solo 14 segundos –disputada por los jugadores Mkhitaryan, Sahin, Reus y la asistencia de Durm- llegó el delantero estrella Lewandowski para marcar en 19’ de la primera parte el gol número 300 del BvB en la Champions League y el primero del partido.

A partir de la ventaja parcial, el Dortmund continuó con amplia superioridad y presión al equipo francés -que no lograba recuperarse- cuando tres minutos después el delantero Robert llegó nuevamente solo a su área con un remate que terminó despejado por el atento arquero. A los 51’ del encuentro -después de una falta cometida a Reus- se efectuó un tiro libre que hizo llegar la pelota a pies de Hummels, quien astutamente engañó al portero y con su ayuda logró entonar el segundo grito sagrado a favor.

Restando diez minutos para el cierre del juego, una majestuosa pared efectuada entre Reus y Blaszczykowski estaba a punto de dar su fruto final, hasta la aparición del defensa visitante N’ Koulou, que en situación de infracción otorga un penal -justamente cobrado- en beneficio de los alemanes. El disparo de dicho penal estuvo a cargo del autor del primer gol, que consiguió un doblete tras rematar efectivamente con fuerza al centro inferior del arco protegido por el guardameta marsellés, logrando liquidar definitivamente la disputa.

Las posiciones del grupo quedaron de la siguiente manera:

  1. Arsenal – 6 puntos.
  2. Borussia Dortmund – 3 puntos.
  3. SSC Napoli – 3 puntos.
  4. Olympique Marseille – 0 puntos.
Anuncios