Carlos no tiene “Vela” en el entierro | Por: Toño Sánchez (@tonysanchezcam)

En la vida el número de decisiones que tomamos siempre tienen en doble o triple cantidad, consecuencias agradables y de las que nos podemos arrepentir 20 minutos, una tarde, 2 días, 5 años y hasta una eternidad depende de lo importante de las mismas, de lo trascendente que fue para nosotros irle al América en lugar de las Chivas, cortar con la novia para irse con otra, estudiar medicina o mejor contaduría, quedarse en casa o ir a la fiesta del año, ir a la copa del mundo o quedarte en San Sebastián echando rostro, difícil decisión.

La negativa de Carlos Vela de no venir a la selección por enésima vez en los últimos 2 años resulta ya trascendentemente intrascendente, dista mucho de ser novedad, cambian los motivos, las razones de Carlitos y el desenlace sigue siendo el mismo, nomás no se pone “la verde”.

En México el manejo del doble discurso en el periodismo deportivo es el pan de cada día, toda la semana los señores de Fox Sports, ESPN, TVC Deportes, tratando de ganar exclusivas baratas aseguraban que Vela estaría el 11 de octubre vs Panamá y el 15 vs Costa Rica, juraban y perjuraban, lo daban por hecho, hoy con el rabo entre las patas algunos aceptan su error, otros solo reculan, lo importante no es informar bien, sino hacerlo primero.

No estuvo cuando se ganó la Copa Oro en 2011, porque estaba castigado por aquella “memorable” fiesta en Monterrey, no estuvo en el Oro olímpico de Londres 2012, porque “lo importante ahora es ganarme un lugar en mi club”, no estuvo en 8 partidos del Hexagonal de CONCACAF y Copa Confederaciones porque simplemente no quiso venir, el mito de su odio a “Chepo” de la Torre ha quedado en la basura, el problema no eran los de la Torre brothers, después de todo, saludos a José Manuel que ya limpió una letra de su apellido, donde quiera que te encuentres.

Califica a Champions League a la Real con 2 goles ante el Lyon, se cansa de ponerle pases a Griezmann y Seferovic, dribla y gambetea a la defensa del Levante, Rayo Vallecano, Betis, Almería y Getafe, incluso ignora los gritos del ídolo Xabi Prieto, la capacidad futbolística de Carlos Vela es inversamente proporcional a su capacidad cognitiva de poder adquirir conocimientos para desarrollarlos en base a experiencias previas.

El llamarlo de nueva cuenta con Vucetich al mando, es injusto tanto para el como para los que si vienen y han venido, injusto para el porqué no fue parte de este proceso, desde el inicio no estuvo e injusto para sus compañeros que fueron enjuiciados, crucificados, señalados y humillados al caer con Honduras y Estados Unidos hace unas semanas, mientras el señorito estaba sacándose los mocos en el País Vasco.

Probablemente no lo vuelvan a llamar jamás, cada quien sabe lo que hace, hoy decides no ir con tu selección a un tentativo mundial de futbol, firme en tus convicciones, mañana, en 93 días, en 9 meses que ruede el balón en Brasil, tal vez estés sumamente arrepentido, querido o malquerido Carlos.

La realidad es que Vela ha vuelto a decir que NO, “anímicamente no se siente en condiciones”, pero que quede claro que “la hiena” o el de “la sonrisa estúpida”, califique de forma directa México ganando en el Azteca y en San José o vía penales en Wellington o perdiendo en esos mismos escenarios, víctima de sus propias decisiones Carlitos, Carlitos no tiene “Vela”, en el entierro.

Anuncios