Serie A 2013-14 – Jornada 2 | @GutiLa5ta

Se jugó este fin de semana la segunda jornada de la Serie A de Italia, en la cual la Juventus recibía a la Lazio, equipo que al igual que la Vecchia Signora llegaba a este partido con una victoria en la primera jornada. Recordemos que hace unas semanas se enfrentaron en la Supercoppa y los de Turín golearon a los romanos. Mientras tanto, el Inter, la Fiorentina, la Roma y el Napoli buscaban volver a ganar. El Milan por su parte buscaba en casa conseguir sus primeros puntos de la temporada. 

La jornada inició el sábado en Verona, por segunda semana consecutiva, pero ahora siendo el Chievo el local, recibiendo al Napoli de Rafa Benítez. Los visitantes empezaron con todo el partido y cuando apenas habían pasado 10 minutos de juego, Hamsik los puso al frente con un buen zapatazo desde fuera del área, aunque poco le duró el gusto a los napolitanos, ya que Paloschi aprovechó un error de la zaga del Napoli y empató el partido. La visita se fue al frente de nueva cuenta con gol de Callejón tras una asistencia de Higuaín, pero otra vez Paloschi empató el partido.  Ya en el segundo tiempo el Napoli cerró el partido pasada la hora de juego. Primero Hamsik (su cuarto en el campeonato), encontrándose un balón en el área y fusilando a Puggioni y seis minutos más tarde Higuaín tras un estupendo pase de Insigne. Así el Napoli consiguió llegar a seis puntos, dominando por segunda semana a su rival de principio a fin.

Más tarde en el Juventus Stadium, la Lazio visitó a la Juventus. El partido empezó muy animado, con superioridad del local, que pronto reflejaría en el marcador, cuando Vidal recibió entre líneas un hermoso pase de Pogba y venció a Marchetti. Misma formula unos minutos más tarde, solo que ahora pase de Bonucci para que el chileno marcara su segundo. Antes de la media hora de juego, Klose aprovechó un mal rechace de Buffon y acortó distancias y en ese momento la Lazio empezó a atacar, pero Buffon evitó más goles. Empezando el segundo tiempo, otro pase largo de Bonucci, ahora para Vucinic y el montenegrino marcó el tercero de la Vecchia Signora. Unos minutos más tarde, el partido se terminó, pasada la hora de juego, cuando Hernanes fue expulsado por doble amarilla. Finalmente, faltando 10 minutos en el cronómetro, Tévez marcó el cuarto con un buen disparo desde fuera del área y la Juventus se quedó con los tres puntos.

El domingo a primera hora, la Roma recibió en el Olimpico al Verona. La Roma dominó el partido de principio a fin, sin embargo les costó abrir el marcador, 56 minutos, pero una vez abierto no tuvieron problema para marcar más. El primero fue un autogol de Cacciatore, quien metió la pelota a su propia puerta al intentar rechazar un centro de Maicon. Tres minutos después, Pjanic marcó el segundo, un golazo, bombeando al portero Rafael desde fuera del área. Finalmente, a los siete minutos, 10 minutos después del primer tanto, Ljajic cerró el partido con un buen disparo de larga distancia. La Roma bien pudo ampliar su ventaja, pero Gervinho desperdició buenas oportunidades.

Después vinieron siete partidos a la misma hora. En el Angelo Massimino, el Catania recibió al Internazionale. El partido inició parejo, con algunas llegadas en ambas puertas. Antes de los 20 minutos de juego, Palacio adelantó al Inter, empujando un buen pase de Jonathan por la derecha. Tuvo que pasar mucho tiempo para que se volviera a ver una gran acción, y fue Nagatomo con un cabezazo, avisando al Catania de lo que vendría, ya que unos minutos más tarde, el japones otra vez de cabeza, marcó su segundo gol del campeonato, tras un buen centro de Palacio. El partido ya estaba sentenciado y los dos equipos lo sabían. Se bajó en intensidad, sin embargo el Inter, que con Mazzarri lo está haciendo muy bien, marcó el tercero, obra de Ricky Álvarez, quien cruzó al portero de zurda tras una buena jugada individual, cerrando así el partido. Destacar que los de Mazzarri llevan seis puntos, cinco goles marcados y ninguno recibido.

En San Siro por su parte, el Milan y el Cagliari se vieron las caras. Como se esperaba, los locales comenzando dominando y antes de los 10 minutos de juego ya ganaban con gol de Robinho, tras un buen pase de Balotelli. Tras el gol tempranero, el Milan siguió dominando y a la media hora de juego marcó el segundo, cuando Mexes empujó una pelota que se encontró en el área tras un rechace de Agazzi a un tiro de Balotelli. Tras el gol, los rossoneri se relajaron un poco y Sau rápidamente acortó la distancia con un golazo de larga distancia. El Cagliari comenzó a ser peligroso en el final del primer tiempo y en el inicio del segundo, sin embargo pasada la hora de juego, Balotelli se encontró una pelota en el área y con un cañonazo cerró el partido, para que el Milan sumara sus primeros tres puntos del campeonato.

En Génova, en el Luigi Ferraris, la Fiorentina visitó al Genoa. El inicio de partido de la Fiore fue tremendo y para muestra está que antes de los 15 minutos de juego ya ganaban por dos goles. El primero de Aquilani, que cabeceó un tiro de esquina en el área chica. El segundo de Rossi, tras un grave error de Perín ante un tiro de larga distancia del ex-Villarreal. Con los dos goles el Genoa buscó reaccionar, pero antes del final del primer tiempo, Mario Gómez tras un buen servicio de Pasqual marcó su primer gol en Serie A. En el segundo tiempo, un golazo de Gilardino de volea ilusionó a los locales, pero Rossi un minuto más tarde, a pase de Aquilani marcó el cuarto viola para matar el partido. En la última media hora de juego hubieron dos penaltis, el primero para el Genoa, anotado por Lodi, y el segundo para la Fiorentina, anotado por Mario Gómez en el último minuto.

El Atalanta y el Torino se enfrentaron en el Atleti Azzurri d’Italia. El partido comenzó siendo dominado por los locales, que llegaban con facilidad a la portería del toro, sin embargo pasada la media hora de juego, la visita fue la que tomó el control, teniendo las ocasiones más claras del partido y así siguió el juego durante los primeros 15 minutos de la segunda mitad, hasta que Stendardo, luego de una serie de rebotes en el área, envió la pelota al fondo de las redes, en una jugada polémica, ya que Yepes estaba adelantado y le tapaba la visibilidad al guardameta del toro. Los visitantes buscaron reaccionar y estuvieron cerca del empate en un tiro libre cobrado por El Kaddouri que pegó en el travesaño, el segundo de la noche para los de Turín (Darmian estrelló un remate en el primer tiempo). Ya en los minutos finales, el Atalanta con un cabezazo de Lucchini en un tiro de esquina cerró el partido.

Mientras que en el Stadio Braglia el Sassuolo recibió al Livorno. Prácticamente en la primera buena jugada del primer tiempo, a dos minutos del descanso, Greco de tiro libre adelantó a los visitantes con un golazo. En el segundo tiempo, el partido subió mucho y se pudieron ver más acciones de gol. Zaza con un gran cabezazo, pasada la hora de juego empató el partido, luego de un buen centro de Laribi, sin embargo le duró poco el gusto a los locales, ya que tres minutos después Emeghara con un disparo potente, sin mucho ángulo, puso otra vez al frente al Livorno. Tras ese gol el Sassuolo se cayó y Paulinho cinco minutos más tarde, con un buen disparo de zurda puso el tercero, y 10 minutos más tarde, Emeghara ahora de penalti, puso el cuarto del Livorno, para así quedarse con los tres puntos.

El Bologna recibió en el Renato Dall’Ara a la Sampdoria. El partido inició muy lento, prácticamente sin acciones de peligro, hasta que poco antes de la media hora de juego, Eder, aprovechando un pésimo rechace de Curci, adelantó a la Sampdoria. Después del gol, el Bologna espabiló un poco y fue por el empate, mismo que encontró de la mano de Moscardelli a cinco minutos del descanso, quien estuvo atento para empujar una pelota en el área chica. Ya en el segundo tiempo, Kone con un remate de media tijera, tras un centro de Garics, marcó el mejor gol de la jornada, pero poco le duró el gusto a los locales, ya que siete minutos más tarde, Gabbiadini de tiro libre empató el partido. El resto del partido fue para los visitantes, pero el marcador ya no se movió.

Por su parte en el Friuli se enfrentaron Udinese y Parma. En el primer tiempo los locales fueron superiores y rápidamente encontraron el gol, obra de Badu, quien aprovechó un error defensivo para quedar frente a Mirante y batirlo. El dominio bianconero siguió, pero fue hasta el segundo tiempo cuando pudieron ampliar su ventaja, con gol de Heurtaux, quien remató en el área luego del cobro de falta. Ese segundo gol llegó cuando el partido era más parejo. Faltando 10 minutos para el final, Cassano apareció en el segundo poste para marcar de cabeza y acortar la distancia en el marcador, pero siete minutos más tarde, Muriel sentenció el partido vía penalti.

Anuncios