Hemos llegado al último Grand Slam del año, donde los mejores jugadores del mundo buscarán dejar en claro que no hay lugar para más sorpresas.

Curiosamente, ya tenemos dos bajas importantes desde antes de iniciado el torneo.  La primera de ellas es la campeona de Wimbledon, Marion Bartoli, ha dicho adiós a las canchas; la francesa consideró que su cuerpo le dio señales de que no podía seguir participando en un nivel de competencia muy alto. La otra ausencia es María Sharapova, quien sorpresivamente dijo que no participaría en el Abierto de los Estados Unidos. 

Fuera de esos dos casos, los mejores tenistas ofrecen un platillo imperdible. En la rama varonil, el camino más duro será en la parte alta del cuadro para Djokovic y Murray, mientras Nadal tendrá en la parte baja un camino mucho más sencillo donde lo más duro que podría toparse es a un veterano Federer, a quien tiene tomada la medida y muy probablemente no tendría ningún problema para derrotar.  Hay que poner especial atención en Juan Martín del Potro, quien se mantiene al acecho de los primeros sitios y resulta incómodo a los favoritos por los largos partidos que generalmente tiene con ellos.

En la rama femenil, un duelo especialmente bueno podría darse en la cuarta ronda. Serena Williams, la número uno del mundo, podría toparse con su compatriota Sloane Stephens en duelo de estadounidenses. Presente y futuro del tenis en una cancha nuevamente después de mucha polémica entre las dos.

Aunque se debe otorgar el beneficio de la duda a Radwanska, Wozniacki, Li Na y Sara Errani, el cuadro deja todo en bandeja de plata para que la final sea, nuevamente, entre Serena y Vika Azarenka.

Favoritas en la rama femenil: Serena Williams y Victoria Azarenka.

Favoritos en la rama varonil: Rafael Nadal, Novak Djokovic y Andy Murray.

Pronóstico de La 5ta.: Serena Williams y Rafael Nadal.

Anuncios