cocu

Los clubes holandeses siempre se han caracterizado por tener un modelo muy sólido en cuanto a la generación y formación de talento. Por años y décadas, el futbol tulipán ha ilustrado al mundo con grandes futbolistas, en su mayoría dando saltos a muy temprana edad hacia la elite y posteriormente consagrándose en la misma. Hoy el PSV Eindhoven presenta un escenario muy parecido, y con el cual apostará –al menos- esta temporada para competir en la Eredivisie por viejas glorias -ya que no son campeones desde la campaña 2007-08-, así como tratar de colarse a la Champions League. Todo esto con el impulso de Phillip Cocu, quien regresa por segunda vez desde el 2012, cuando llegó a reemplazar a Fred Rutten y producto de eso fue ganar la Copa de los Países Bajos, lo cual no fue suficiente y fue sustituido por Dick Advocaat, quien tampoco duro mucho y por eso el ex jugador del Barcelona nuevamente se encuentra al mando de una generación muy talentosa de futbolistas, con los que ha logrado imponer un estilo dinámico, rápido y vertical. Que además lo plasma a lo ancho y profundo del campo. Mostrando así un juego vistoso y muy atractivo para la grada. Sustentado en la jovialidad y chispa de sus elementos más jóvenes. Los cuales vieron una enorme oportunidad gracias a la partida de elementos mayores y titulares como: Kevin Strootman, Eric Pieters, Drie Mertens, Marcelo o el retiro de Mark Van Bommel. Estos son los juveniles de Phillip Cocu: 

Jeffrey Bruma, defensa central (21 años)

Llegó este verano proveniente del Chelsea por 3 millones de Euros, club donde nunca pudo tener minutos regulares y de hecho figuraba como un futbolista propenso a los préstamos, así logró jugar en el Leicester City y en el Hamburgo. Aunque cabe señalar que su edad era un factor para estas operaciones que al final de cuentas buscaban su desarrollo. Entonces Cocu se fijó en él para que liderar su zaga a base de agresividad, fuerza, potencia, precisión al corte y muy buen juego aéreo, y aunque suele no ser muy ortodoxo en algunos gestos para determinadas acciones; es un marcador central que sobre sale por ser altamente técnico con el balón en posesión. Normalmente funge como la salida desde el fondo y distribuye con criterio. Gusta de hacer largas y medianas conducciones desde la zona baja hasta incorporarse a la segunda línea –medio campistas-. Es un gran apoyo, tanto por su buen pie como para recular e iniciar a elaborar de nuevo cuando el PSV se atasca o no encuentra espacios para penetrar.

Adam Maher, interior (20 años)

Otro fichaje reciente del club que costó 8 millones de Euros, cifra por la cual el AZ Alkmaar lo dejó ir. Se trata de un interior con demasiada movilidad y habilidad para moverse entre líneas. Es un generador de juego puro, ya que no tiene muchos dotes defensivos. Presenta un gran regate en corto y un cambio de dirección mortal. Asimismo, tiene la visión suficiente para proyectar a sus compañeros con servicios en profundidad encontrando huecos entre los carriles centrales. De igual forma es un interior que sabe llegar bien de atrás –rompiendo su línea- y quedar frente al marco para rematar, y así complementar el ataque del equipo. Anotó 21 goles en 2 temporadas con su anterior club.

Georgino Wijnaldum, extremo/interior (22 años)

Formado en las inferiores del Feyenoord; este ligero pero potente extremo se ha hecho hueco en el PSV desde hace ya 2 temporadas. Y aunque Cocu le ha encontrado otro lugar como interior o medio centro ofensivo, su mejor faceta aflora cuando esta cerca o en el área. Ahí podemos apreciar su juego más natural, el cual recae en constantes cambios de ritmo, buen uno contra uno y mucha velocidad. Además, cuenta con un gran olfato goleador ya que sabe abrirse camino en zona de definición, acompañando la jugada o bien, aprovechando su velocidad para penetrar el área y situarse en buena posición de rematar, mismos que ejecuta sutil y fríamente.

Memphis Depay, extremo izquierdo (19 años)

Surgido de la cantera del PSV Eindhoven, nos topamos con una de las sensaciones del actual equipo –junto con Zakaria Bakkali-. Siempre lo encontraremos escorado a la línea de cal, de preferencia en la izquierda, lo que le permite tanto hacer diagonales hacia el centro para disparar con su pierna hábil –derecha- o bien, llegar a la línea de fondo para mandar servicios al área. Todo esto con movimientos sumamente impredecibles, ya que puede salir en cualquier dirección.  Depay se distingue por ser muy rápido, frontal y por sacar ventaja del uno contra uno. Gusta de pisar el balón, jalarlo, esconderlo, regatear y tirar uno que otro caño, dándole mucho color y frescura a su juego, el cual complementa con un potente disparo de media distancia, sobre todo en la ejecución de tiros libres.

Zakaria Bakkali, extremo derecho (17 años)

Otro integrante de las nuevas y brillantes generaciones belgas. A los 12 años de edad fue detectado por el PSV en el Standard de Legia para formarlo e irlo curtiendo como una de  revelaciones del futbol actual. Con tan sólo 17 primaveras, Bakkali ha sido capaz de ganarse la titularidad, dejando en la banca  a hombres más experimentados como Park Ji-Sung. Se trata de un delantero que basa su juego en la velocidad pura. Su concepción del juego no le permite mirar hacia atrás o recular, sino que todo lo ejecuta a una alta velocidad y en línea vertical. Es muy ligero y con un centro de gravedad muy bajo, lo que le permite desarrollar maniobras evasivas con facilidad, y de esta forma abrirse paso entre líneas y perforar la zaga contraria. Asimismo cuenta con vasta movilidad, lo que se traduce en no tener una posición fija. Se le puede ver por el centro o pegado a las bandas. Necesita espacio y un radio de acción grande, sino sus virtudes se ven limitadas. Sin dudas, en un futuro no muy lejano le veremos ser protagonista del mercado.

Anuncios