Pumas lo necesita, y Cándido Ramírez puede tomar rumbo

santos_1-7-01-13Desde el 2008, -con la salida de Rubens Sambueza- Pumas adolece de un volante izquierdo que se adueñe del puesto, y que por consiguiente aporte velocidad, profundidad, desequilibrio, rupturas y buenos centros al área ó bien, recortes al centro para posteriormente disparar al marco si es que éste juega a pierna cambiada como muchos directores técnicos en el mundo lo hacen.

Tras la salida de Sambueza al Flamengo en 2008, los de Pedregal perdieron un eslabón crucial para darle otra dimensión al ataque, sobre todo en velocidad y frescura. Características que por lo general estos jugadores plasman. Ante esto,  Jehu Chiapas, Martín Bravo, Efraín Velarde y en su momento Pablo Barrera tuvieron que ser acomodados por ese sector; siendo Barrera el elemento más apto para hacerlo ya que se desempeña como volante/extremo derecho al ser diestro por naturaleza. Por lo que no representaba un cambio muy radical en su función, sólo que debido al cambio, el ahora jugador del Cruz Azul, perdía la capacidad de poder llegar a línea de fondo y por ende profundidad, ya que debía ejecutar un recorte al medio para perfilarse hacia su pierna derecha, y, a partir de ahí, darle continuidad a la jugada.  Leer más de esta entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.840 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: